domingo, 19 de marzo de 2017

197. Nuestro Santo Papa Francisco en Medellín

Aunque trato de no meterme con temas de religión, que autoricen a los que tengan un pensamiento distinto al mío para que me lancen ataques, no es la primera vez que voy a referirme al Santo Papa Francisco, que ya había sido protagonista del inserto “134. Francisco de Asís y Francisco de Roma, caminos cruzados”, en este mismo blog.

1. SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO

Hace un tiempo escribí el siguiente texto que envié a mis contactos de correos Email. Algunas de las cosas que allí digo están un poco fuera de tiempo, como decir que en Alemania ganó las elecciones la Sra. Angela Merkel; pero hay otras que no pierden vigencia, como decir que en las elecciones de los Estados Unidos hay enfrentamientos entre demócratas y republicanos.

“El mundo, que siempre se divide en dos de cualquier cosa: ateos y creyentes, clericales y anticlericales, políticos y no políticos, imperialistas y antimperialistas, etcétera ad infinitum; ha estado interesado en las noticias que tienen que ver con los índices Nasdaq y de la bolsa de Nueva York (a veces bajan y a veces suben), las elecciones en Alemania (ganó Angela Merkel), y los enfrentamientos entre demócratas y republicanos en el Congreso de los Estados Unidos (rechazaron el presupuesto para el nuevo año fiscal). Ya sé que estas cosas no son de nuestro interés inmediato, pero son de nuestro interés global porque cualquier cosa que ocurra en Alemania repercute en Europa y, a la larga, repercute en nosotros. La ley inexorable del vuelo de la mariposa. Así es que por más anticlerical que uno sea o pregone ser, o por más ateo que se autoproclame como Eugenio Scalfari, el director del periódico italiano La Repubblica, uno no puede ser ajeno a las cosas que suceden en el Vaticano. Hasta el putibabilónico de Fernando Vallejo las lee, para poder armarse de argumentos a la hora de hablar mal, puesto que no se puede hablar ni bien ni mal desde la ignorancia. 

Casi todos los días, por no decir que todos, me llega algún correo que tiene que ver con el Papa Francisco. Y a diario encuentro noticias en las que se le menciona. Si lo compartiera todo con ustedes, mis correos se convertirían en un boletín de los periódicos El Obrero Católico y L´Observatore Romano, pero no es ese mi propósito. Hoy hablaré de él porque coincide con que vi el programa “Claves” que dirige Gonzalo Cáceres en el tv canal DW de la Deutsche Welle de Alemania, y el tema planteado a los cuatro entrevistados era el de los vientos de renovación de la Iglesia con la llegada del nuevo pontífice al poder. De la revolución que suponen los cambios que está haciendo, las medidas que está tomando, y las cosas que está diciendo; que buscan remover la estructura en todos sus niveles: de la cúpula hacia abajo, y de la base hacia arriba. Y acabo de abrir el portal de noticias de Yahoo en el que una de las noticias tiene que ver con Su Santidad, el Papa Francisco.


A no dudarlo, es un hombre de palabras revolucionarias y de actuaciones consecuentes con sus palabras”.

2. SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO, CUATRO AÑOS DESPUÉS DE SU ELECCIÓN

Hace pocos días envié a mis contactos el siguiente texto a raíz de las noticias que en él se enuncian:

“Alguien dijo que es posible que la renuncia de Su Santidad Benedicto XVI al papado se haya debido a su conocimiento de que existe un cartel o lobby gay en el Vaticano, y a que se sintió impotente de luchar contra él; y que es posible que la elección de su sucesor, el Santo Papa Francisco, se debió a que se sabía de su firme posición contra la pedofilia, y a que se le consideraba con la personalidad y el carácter necesarios para enfrentar el poder de ese cartel.


Aunque un Papa no puede hacer cosas radicales o arbitrarias como si fuera un Adolfo Hitler, ni pronunciar discursos incendiarios como cualquier Donald Trump, sino que tiene que dar un manejo diplomático y político a sus decisiones, es evidente que el Santo Padre Francisco está haciendo las cosas de la forma debida dentro de lo que está a su alcance. No son fáciles las cosas para él porque, al igual que todos los Papas, tiene muchos enemigos por fuera de la Iglesia que lo atacan constantemente y tratan de minar su prestigio. Hay una inusual (inédita es una traducción inapropiada en este caso) campaña contra el Santo Padre con afiches pegados en los postes de Roma:


Pero los enemigos que él tiene por fuera de la Iglesia no son los peores. Los peores son los enemigos que están dentro de ella porque son lobos disfrazados con pieles de oveja. Es posible que el Santo Padre tenga en este momento alguna forma de probar sus alimentos antes de que lleguen a la boca. No sería el primer Papa en ser envenenado con las comidas, y antiguamente se tenía algún esclavo o algún gato a la mano para asegurarse de estar a salvo de intoxicaciones. Esos enemigos que están dentro de la estructura eclesiástica, la Curia Romana en este caso, existen y son poderosos. Ni el Santo Padre puede luchar contra ellos a menos que en el mundo exista una corriente poderosa de respaldo a su labor, y aquí cabe decir que todos somos “Legionarios de Cristo”; pero no de nombre, sino de hechos; no de palabra, sino de obra.

https://es.noticias.yahoo.com/collins-renuncia-la-comisi%C3%B3n-papal-contra-la-pedofilia-154630067.html

Aunque un poco tímida y de manera prudente, de todos modos hay una intención en muchos sacerdotes y jerarcas de la Iglesia de unirse a la campaña de depuración que ha iniciado el Papa Francisco, y por lo cual todos los días lo encomiendo en mis oraciones. Alzo mi voz por ello, porque considero que un silencio cómplice o la famosa cortina de humo que llaman del tapen-tapen sólo contribuiría a que los malvados se sientan a salvo de sanciones morales, se sientan a salvo de sanciones penales, y se sientan a salvo de sanciones físicas. Tiene que haber una clara señal para los pedófilos de que su actuar es duramente repudiado por la humanidad en la que les tocó vivir, y que su pecado será largamente recordado con nombres propios por las generaciones que los sobrevivan. El anonimato no ayuda en estos casos.


Espero vivir lo suficiente para ver que el Papa Francisco triunfe en sus propósitos, para ver que los jerarcas que lo rodean lo apoyan en este objetivo, y para saber que el día en que él falte sus sucesores tendrán la suficiente voluntad política y fuerza real de luchar contra el flagelo de la pedofilia infiltrado dentro de los cuadros organizacionales de la Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica, y Romana. No quiero que ninguna de estas palabras desaparezca de su enunciado ni por acción, ni por omisión”.

3. EL SANTO PAPA FRANCISCO ANUNCIA SU VISITA A COLOMBIA Y A MEDELLÍN PARA SEPTIEMBRE DE 2017

Ahora me encuentro con la noticia de que el Santo Papa Francisco vendrá a Colombia, y a Medellín, en el mes de septiembre de 2017, a cuatro años y medio de haber asumido su pontificado.


Mi septuagenario cuerpo no estará presente en los lugares donde se convoque la asistencia masiva para los fieles que somos sus admiradores, porque ni mis rodillas, ni mi coxis, ni la fotosensibilidad de mi piel, ni demás cosas coincidentes con la edad diabeticolestetriglicérica me lo permitirían; pero mi corazón sí estará con él en las pantallas de televisión desde mi casa. Él no lo sabe, pero Nuestro Señor Jesús y yo sí sabemos que todos los días rezo al cielo para que le dé fortaleza y no desfallezca en la labor de depuración que inició, y que se cumpla la sentencia de que “las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia”. Dios le conceda larga y fructífera vida, y lo mantenga en la decisión de hacer la iglesia de los hombres un poco más semejante a la Iglesia de Dios. ¿Qué tal que los gaylobbystas resultaran saliéndose con la suya? ¡Qué tal! Dios nos libre. Éxitos deseo al Santo Padre Francisco en su labor.

ORLANDO RAMÍREZ-CASAS (ORCASAS)




domingo, 12 de marzo de 2017

196. Feminismo insumiso

En mi adolescencia, cuando veíamos una mujer de armas tomar, solíamos decir que "esa vieja es tan verraca, que se quita los calzones por la cabeza". Había unas muy bravas y corajudas, muy de respeto.

Se celebró el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2017, y las noticias dan cuenta de Sara Flores Romero, una joven de 18 años que se dirigió a la Real Academia de la Lengua Española para pedir que se modificara la definición de la mujer como sexo débil (y de rebote la del hombre como sexo feo), petición que fue acogida positivamente. A partir de ahora en el diccionario digital cambiará esta definición, y en la próxima actualización del diccionario impreso ocurrirá lo mismo. De entereza la muchachita, para qué negarlo, de mucha entereza.

https://www.kienyke.com/noticias/la-rae-modificara-la-definicion-de-sexo-debil-tras-molestia-de-las-mujeres

En la comuna 9 de Medellín, que tiene el nombre genérico de Buenos Aires, hay un sector colgado de las laderas del cerro Pan de Azúcar que se denomina “Barrio 13 de Noviembre”. ¿Por qué escogieron tal fecha?, pregunté. “Porque ese día llegaron los dueños de un terreno de invasión acompañados del ejército y la policía, pero los ocupantes se armaron de piedras y garrotes y no se dejaron desalojar”. 

Otro barrio de esa comuna, en las mismas laderas, se denomina “8 de marzo” y seguramente, por lo menos en sus comienzos, fue un matriarcado liderado por mujeres de raca mandaca. Las damas fundadoras escogieron ese nombre para su barrio construido en otro terreno de invasión que tuvieron que defender a brazo partido porque sus propietarios lo tenían como lote de engorde y no se lo querían dejar quitar, pero ellas ya se lo habían quitado y su ocupación era un hecho. También las mujeres cabezas de hogar en esa comunidad se enfrentaron con decidida actitud belicosa para defender lo conquistado. ¿Por qué escogieron ese nombre para su barrio? Lo escogieron porque en esa fecha se conmemora el “Día Internacional de la Mujer”.

Algunos matices de lenguaje se denominan como políticamente correctos, y hay que tenerlos en cuenta para no embarrarla con alguna minoría, como decir la afrodescendencia o la comunidad gay. Puede uno meterse en camisa grande. ¿Recuerdan la ofensiva e inoportuna frase del concejal envigadeño sobre los dineros para inversiones en el Chocó? Desde el punto de vista del electorado político, su metida de pata no pudo ser más grande de lo que fue. Esas cosas no las dice un político que depende de los votos de sus electores y que tiene infinidad de afrodescendientes a su alrededor. Sólo que lo que él dijo, en el sentido de que los políticos de ese departamento (si por allá llueve, por acá no escampa, concejal) se pierden por malversación ¡es verdad! Es verdad, pero no se puede decir en público y ahí está la diferencia.

Y hablando de minorías, situémonos en las primeras décadas del siglo XX cuando el solo hecho de ser bachiller equivalía a un magíster de los de ahora, y no eran muchos los que ostentaban ese cartón. La mayoría de los vecinos de uno a duras penas había terminado la escuela primaria y pare de contar. Eso hablando de los hombres, porque en el mundo machista que imperaba muchos padres pensaban que gastar recursos en la educación de una mujer era botar la plata porque las mujeres estaban hechas apenas para bordar y moverse en la cocina hasta que se consiguieran un marido para que las sostuviera por el resto de la vida. Las mujeres eran una minoría sometida al dominio de los machos. Surgen en Antioquia los industriales creadores de empresa que fundaron las textileras, las gaseoseras, las chocolateras, las cigarrilleras, las cementeras, etc., todos hombres. Pero en medio de machismo tan rampante, apareció una idea para ese mercado que requería de obra de mano: las mujeres eran buenas obreras. Eran, por lo menos, tan hábiles como los hombres para operar una máquina. Eran más pulidas. Eran más honradas. Eran más juiciosas. Eran más dóciles… 

¿Más dóciles? ¡Mamolas! Ahí fue donde se equivocaron los patronos. Por creer a las mujeres bajadas del zarzo fue que se generó en la población de Bello (antiguo Hatoviejo), en una de las primeras fábricas de textiles de la región, la que ahora se llama Fabricato (Fábrica de textiles del Hato), la primera huelga obrera del país, en hecho que ocurrió el 20 de febrero de 1920; y no la hicieron los hombres sino las mujeres, lideradas por una campesina de armas tomar: Betsabé Espinal. Hoy está prácticamente olvidada esa contemporánea y copartidaria de María Cano, pero la historia nos llega contada por don Carlos Uribe a través del blog de Víctor Bustamante Cañas. 


Interesante historia la de Betsabé, una mujer que seguramente murió soltera porque en esa época a una mujer así le quedaba muy difícil conseguir marido. Yo creo que de ahí salió aquello de que "Los caballeros las prefieren brutas". A las mujeres no se les permitía pensar. Decía un viejo de los de la vieja guardia que "una mujer que piensa es un peligro para la estabilidad del hogar".

Y también en un artículo en el blog Legado de Antioquia se cuenta su historia:


Volviendo al nombre del Barrio 8 de Marzo, de la comuna de Buenos Aires, veamos qué dice doña Wikipedia de Google sobre lo que pasó en esa fecha:


Según eso, el Día Internacional de la Mujer no debería ser el 8 sino el 25 de Marzo, pero vaya uno a saber por qué cambiaron de fecha:


El caso es que a raíz del incendio de esa fábrica se produjeron unos cambios en las condiciones contractuales que mejoraron drásticamente la situación de la mujer trabajadora, y por eso es ese el mes que marca su revolución laboral.

Mujeres en huelga

De haberse sabido con precisión otra fecha, en términos del Calendario Gregoriano que nos rige, sería esa la del determinado como Día Internacional de la Mujer. Se trata del día en que Lisístrata, la protagonista de la obra de teatro de Aristófanes en el siglo V antes de Cristo, en la antigua Grecia, reunió a sus congéneres y lideró una huelga sexual contra los hombres para forzarlos a dejar de guerrear y de descuidar los deberes hogareños. “O dejan de pelear, o nada de aquello”. En esos tiempos, el paro vaginal fue más efectivo que cualquier diálogo de paz, y determinó de una vez por todas que “la que manda, manda”. Y la que manda no es la cabellera de Sansón sino la tijera de Dalila.

Una caricatura titulada “Lo que hay en la mente del hombre” describe su pensamiento con respecto a la mujer. 

Lo que hay en la mente del hombre

Ignoro quién fue la persona que hizo el dibujo largamente difundido en Internet, pero es la demostración de que “una imagen vale más que mil palabras”.

ORLANDO RAMÍREZ-CASAS (ORCASAS)



domingo, 5 de marzo de 2017

195. Sílaba Editores y Lucía Donadío en la Revista Arcadia

(Me satisface reproducir en este blog la entrevista que el periodista Ángel Castaño Guzmán, de la Revista Arcadia, publicó el 6 de enero de 2017 con Lucía Donadío Copello de Sílaba Editores. Me satisface por Lucía, que es una trabajadora incansable. Pero, además, me enorgullece porque Lucía y Sílaba editaron mi libro "Buenos Aires, portón de Medellín", y el mío fue el primer libro impreso por esa editorial, iniciándose una cadena que ya va por los 150 títulos publicados. Encontrar que mi libro y mi nombre reciben un reconocimiento de Lucía en esta entrevista, me ufana sobre manera, y a ella agradezco el ponerme en vitrina con tanto afecto)

REVISTA ARCADIA
Enero 6 de 2017
Entrevista realizada por Ángel Castaño Guzmán 
a la editora Lucía Donadío de Sílaba Editores de Medellín

"Trabajar con autores desconocidos, 
es hacer resistencia social"

¿Cuáles fueron las ideas y los motivos que la llevaron a fundar Sílaba?

Los motivos que me llevaron a fundar Sílaba fueron varios, pero empezaría por el más importante: el amor por los libros. Sin ese amor que lleva como todo amor un poco de locura intrínseca, no se embarcaría uno en un proyecto editorial independiente. Por otro lado está el deseo de publicar a tantos buenos autores que no se conocen y que no encuentran donde publicar sus libros. Trabajar con estos autores que no hacen parte del gran mercado editorial es también una forma de apoyar la cultura, de ejercer una resistencia social y un voto de confianza en obras cuyo valor estético está por encima de cualquier asunto comercial. Estos libros revelan muchas aristas de nuestro mundo que se expresan a través de la literatura, el periodismo y el ensayo.

¿Qué recuerdos conserva de los primeros tiempos de Sílaba? ¿Qué anécdotas la hacen sonreír al rememorarlas?

Uno de los grandes recuerdos es la alegría del primer libro de Sílaba: "Buenos Aires, portón de Medellín", de Orlando Ramírez Casas. Ese libro es en parte el origen de Sílaba. Es un libro tan bueno que me llevó a crear la editorial. Otro recuerdo es la dedicación total y absoluta de los primeros años pues tenía que encargarme casi sola de todos los procesos de los libros. Con los años esto ha cambiado pero el trabajo sigue siendo enorme y las responsabilidades también. Los recuerdos son muchos y con los años se acumulan y son parte de la vida propia.

Quizá los libros más vendidos de Sílaba sean "Los escogidos", de Patricia Nieto; y "Los derrotados", de Pablo Montoya. ¿Cómo fue el proceso de edición de cada uno? ¿Qué tipo de vínculos sostiene con los autores?

Esos son algunos de nuestros libros más vendidos, aunque hay otros también. Sobre "Los derrotados", de Pablo Montoya, hay que decir que es un libro que llegó a nuestras manos casi limpio. Pablo es muy cuidadoso en su oficio. La relación con él ha sido de amistad desde hace años cuando le publiqué un libro de cuentos en otra editorial.

Con el libro "Los escogidos", de Patricia Nieto, fue un proceso muy singular pues el libro lo publicamos con el apoyo de la Alcaldía de Medellín y había unas fechas de entrega pactadas. El libro no estaba terminado cuando empezamos la edición y Patricia se encerró para terminarlo en las vacaciones de fin de año de 2011. Y yo también me encerré para corregirlo. Fue una gran camaradería la que nos unió y seguimos cercanas.

Los autores se van convirtiendo en amigos nuestros. En el proceso de publicación de un libro tiene que haber una relación muy buena entre autor y editor, para que el libro salga lo mejor posible.


Tres libros publicados por Sílaba

Usted hace parte de una familia muy vinculada con el mundo del pensamiento: Alberto, su hermano mayor, es uno de los más respetados periodistas investigativos colombianos; y Oreste, su otro hermano, ha ganado algunos concursos nacionales de poesía. Ambos han publicado con Sílaba. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con ellos? ¿Qué elementos de sus respectivas personalidades resalta?

En los trabajos de libros de mis hermanos siempre hay otra persona que corrige los textos, pues es lo mejor en estos casos. Aunque sean mis hermanos los trato de la misma manera que a otros autores. Alberto es muy cuidadoso con sus libros y ha sido una experiencia muy grata poder publicarle las investigaciones que hace. Como en todos los libros hay una conversación que se teje alrededor del oficio editorial que es muy singular. Oreste como poeta y pintor es muy cálido y sensible. Sus libros de poemas los hemos recibido como se reciben los libros de muchos poetas, conocidos y desconocidos.

¿Cuáles son, en su experiencia, los principales retos que enfrenta una editorial independiente en el mercado colombiano?

Los retos son muchos. Cada día es un reto por la cantidad de trabajo que debemos hacer. Dar a conocer los libros y los autores no es tarea fácil. La condición cultural de nuestros libros hace más compleja la comercialización. Además estamos en épocas de cambios muy rápidos en todas las esferas de la vida.

Uno de nuestros grandes retos es mantener la presencia de grandes autores en Sílaba. Hablo de escritores  como Fernando Cruz Kronfly al que le hemos publicado 4 libros; Darío Ruiz con dos libros, Pablo Montoya, Fernando Araújo Vélez, Lina Pérez, Esteban Carlos Mejía, Wade Davis, Óscar Hernández, Rubén Vélez y muchos otros. También mantener las puertas abiertas para autores nuevos y jóvenes talentosos, que abundan en nuestro país.

¿En qué proyectos editoriales se embarcará Sílaba en el futuro?

Los proyectos se van armando poco a poco, a medida que vamos viendo necesidades o situaciones. Lo más importante es que sigamos pensando a Sílaba como un proyecto cultural que tiene un sentido muy amplio, y que va mucho más allá de publicar libros. Esa es nuestra esencia y queremos conservarla y crecer en esa línea.

----------o----------


Presentación del libro "Buenos Aires, portón de Medellín" el 17 de septiembre de 2009, durante la Fiesta del Libro y de la Cultura de Medellín en el Jardín Botánico, videos filmados y subidos a You Tube por José Alonso Rivillas Casas.

Parte 1 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=UrXJZbUrBNg

Parte 2 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=KpE_TVSUFb8

Parte 3 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=fEEFki-klNo

Parte 4 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=RuDGt7lq57g

Parte 5 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=Zliv8DJcXuQ

Parte 6 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=8JQpZ-oX4jU

Parte 7 de 7:

https://www.youtube.com/watch?v=Zn9VcZp3S2s



lunes, 27 de febrero de 2017

194. Publianuncios creativos

En estos días es noticia la carta manuscrita que una niña de 7 años escribió a la empresa Google solicitando empleo, porque atrajo la atención del CEO o máximo dirigente de esa empresa, quien se tomó el trabajo de responderle.

https://es.finance.yahoo.com/noticias/una-nina-de-7-anos-pide-trabajo-en-google-y-recibe-una-carta-de-su-ceo-114335504.html

Para cumplir un compromiso periodístico, visité recientemente un campus universitario. Previendo tropiezos o dificultades de transporte para llegar a horas de almuerzo, me anticipé y programé almorzar en las afueras de la institución. Varios restaurantes se han alineado a esperar la salida de los estudiantes, y uno llamó mi atención porque está en un segundo piso y no tiene aviso en la única puerta de entrada a las escaleras. Sin embargo, una ristra de estudiantes hacía turno para entrar a esperar que se desocupara una de las mesas del segundo piso en una fila interminable. No sé cuál sea su secreto, puesto que los otros restaurantes ofrecen precios cómodos para el presupuesto estudiantil, y buenos productos de menú casero que es el consumo uniforme en el sector. Yo había ocupado una mesa en el restaurante contiguo, que me atrajo por sus mesas cubiertas con manteles limpios y sillas bien dispuestas, haciendo contraste con otros restaurantes de los alrededores. El dueño, un hombre mayor, me pareció amable. También su esposa fue atenta y solícita cuando me atendió. Los precios me parecieron razonables, y el almuerzo cumplió con mis expectativas. Me fue difícil entender por qué los estudiantes preferían hacer fila en el segundo piso vecino y no en este restaurante que yo encontraba apropiado. El dueño y su esposa se turnaban en la puerta para corear cada que veían acercarse a un estudiante: “¡Almuerzos baratos, a buen precio, sopa de fríjoles con carne, cerdo, o chicharrón. También hay pollo, o pescado. Almuerzos baratos!”. Repetían una y otra vez, desconsolados e impotentes. Los estudiantes pasaban indiferentes hacia la otra puerta y ya iba siendo hora de retirarme cuando hizo su aparición la bella hija veinteañera de los dueños. Se puso su delantal y relevó a los padres en el coro publicitario: “¡Almuerzos baratos, a buen precio, sopa de fríjoles con carne, cerdo, o chicharrón. También hay pollo, o pescado. Almuerzos baratos!”. Cuando yo salía, tres estudiantes ocuparon una mesa y se dispusieron a pedir su almuerzo. No me caben dudas de que el factor de enganche que influyó en su decisión fue la llegada de la chica. De eso no me caben dudas.

La publicidad es un arte, y un arte que ha evolucionado en muchos aspectos. Utilizar mujeres bellas como modelos para promocionar la venta de automóviles, electrodomésticos, y otros artículos; se remonta a los comienzos de la fotografía, la cinematografía, y las artes impresas, creo. Ya en mi niñez la revista Selecciones del Readers Digest traía bellas amas de casa al pie de una nevera Frigidaire como anuncio. ¿Por qué no aparecen hombres gordos y feos para anunciar automóviles? ¡Porque eso no vende! La razón viene impresa en los genes de la humanidad. La belleza vende, la fealdad no.

Anuncio años 1950

Anuncio años 2000

Hay publicidades que, francamente, dan ganas de llorar. Hace poco vi en televisión un segmento propagandístico y me sorprendió que sigan haciéndolo a la antigua: “Valide su bachillerato con los más tesos de la universidad. Informes en el teléfono tal”. Hace casi setenta años se oía a don José Nicholls Vallejo en la Voz de las Américas promocionando: “Pulmotiol para la tos, vale poco y sirve mucho”; y se veía al telepadre Rafael García Herreros diciendo que “Manuelita refina el mejor azúcar del país” en el mismo tono monótono con el que Jorge Barón anuncia hoy a su patrocinador, a estas alturas de la vida, absolutamente estancado en cuanto a creatividad publicitaria se refiere. El único medio avance suyo consiste en conseguir cuatro o cinco chicas del pueblo, que hacen el papel de modelos con unas camisetas del patrocinador y corean como porristas "¡Efecty, Efecty, Efecty!" como si fueran sábanas colgadas a secar en el tendedero de hace medio siglo coreando su jabonoso reclamo de “¡Lávenos con Supremo, lávenos con Supremo!”. Nada como para ganarse un premio a la creatividad de los que da la Asociación Colombiana de Anunciadores.

En cambio hay otros que son admirables, como un anuncio publicitario que me hizo suspirar a fuelle venteado en el debut de Sofía Vergara con Pepsi Cola en una calurosa playa de la Costa Caribe de Colombia, donde ella se quita prendas que tira al piso para protegerse los pies de las quemaduras de la arena, en un voluptuoso e inolvidable strip tease que insinúa que está a punto de quitarse el brasier para recorrer el último tramo que la separa del agua:


Hay qué ver hasta donde ha llegado Sofía Vergara Vergara (Modern Family) después de ese anuncio. Leí hace poco que ella es una de las actrices mejor pagadas de la televisión norteamericana, exhibiendo su voluptuoso estado físico, pero en mi mente sigue grabada la jovencita de dieciséis años que hizo calentar a mi generación Pepsicolera.

El anuncio de Luis Fernando Orozco con toalla anudada en la cintura en un vestier de mujeres, por encontrarse en el lugar equivocado, como el dinero que no está depositado en Davivienda, me pareció ingenioso.


Años después Orozco fue reconocido como el padre de las bellas actrices Orozco Aristizábal: Ana María (Betty, la fea) y Verónica (Francisco, el matemático) que hacen suspirar a los hombres de todas las generaciones. Verónica incursionó como cantante, y el video clip de su single “Las Bragas” es de película:


Otro anuncio me atrajo, y fue el que el cineasta Sergio Cabrera hizo para la Cervecería Bavaria en un municipio de Boyacá, cuando el orejón pone su oído al piso para sentir las vibraciones del camión surtidor que empieza a ascender la cuesta con la refrescante carga. Apenas él anuncia que ¡Ya viene, ya viene!, el pueblo corea de alegría:


El anuncio fue filmado, y hace referencia, al Departamento de Boyacá. No es coincidencia. En Colombia se sabe que ese departamento es el mayor consumidor de cerveza per cápita del país, y yo supongo que después del anuncio se dispararon las ventas de la empresa cervecera que hoy es propiedad de la internacional Saab Miller; empresa que, en algún porcentaje, es propiedad de la familia heredera de la fabulosa fortuna de don Julio Mario Santodomingo. Esta familia tiene una empresa de inversiones llamada “Valorem”, que es socia mayoritaria en Colombia de Kobe (KIG, o Kobe International Group) un exitoso grupo creado en Alemania por un joven emprendedor yugoeslavo de ese apellido, o algo así, que se hizo millonario con el concepto de las “Tiendas D1”, un concepto simplista que traslada al cliente los descuentos que obtiene por compras de volumen y los ahorros en publicidad e infraestructura de montaje. Casi que su única publicidad es el aviso de entrada que uno se encuentra por doquier; y la publicidad de boca en boca, o voz a voz, que propaga la idea de que hacer compras allí sale más barato. Su ingenio publicitario reside precisamente en la falta de publicidad agenciada.

Los mencionados anteriormente son anuncios en los que hay mucha creatividad cinematográfica, como la que hay en este anuncio de una marca de whiskey en el que un anciano decide dejar de ser analfabeta para poder leer el libro de su hijo escritor. Cuando pide a su hijo que le autografíe el ejemplar porque ya lo leyó, el hijo se enorgullece y lo invita a brindar con un trago de Bell´s, el patrocinador del anuncio:


Con este comercial también dan ganas de llorar, pero de admiración, porque logra despertar la sensibilidad del que lo ve y transmitir un sentimiento de emoción y orgullo por los logros de los protagonistas. ¡Buena esa!



Coca Cola acaba de lanzar un comercial que celebra la diversidad sexual y el destape con que el siglo XXI ha reemplazado al siglo XX, en que la madura madre todavía de buen ver parece enseñar a sus hijos que más sabe el diablo por viejo, que por diablo; que, a la hora de la verdad, perro viejo late echado; y que la experiencia no se improvisa.

https://es.noticias.yahoo.com/sorpresa-en-el-ultimo-spot-de-coca-cola-quien-intenta-seducir-al-chico-de-la-piscina-050542316.html

Se me ha vuelto costumbre, cuando subo por la carretera doble calzada de Las Palmas que conduce al aeropuerto José María Córdova en Medellín, poner atención a la curva donde la agencia publicitaria “La Tienda Creativa”, del Sr. Juan Carlos Molina Villegas, tiene una valla en la que aparece una frase coloquial de común uso en el momento, frase que cambia cada dos o tres semanas. El juego consiste en leer cuál es la frase del día, como decir:

“Oíste, querida, ¿Dizque estás en embarazo?”, “No jodás, no charlés tan pesado”, “Así sí no. Yo paso”, “Si vas a echar cantaleta, nos devolvemos”, “Decile vos, que a mí no me hace caso”, “No tomés más, que ya estás hablando bobadas”, “Estás igualitica a tu mamá”, u otras por el estilo.

Estas vallas han atraído la atención de periodistas de la Revista Semana y los periódicos El Tiempo y El Colombiano, que al respecto le han hecho reportajes a su dueño.

No conozco al señor Molina Villegas, hijo del patricio de Suramericana de Seguros y el Grupo Empresarial Antioqueño don Jorge Molina Moreno, pero me dicen que es un hombre joven que tiene una característica envidiable: Dos o tres personas, que tienen por qué saberlo, lo consideran “el mejor patrón del mundo”. En un mundo global despiadado, que basa su éxito empresarial en el atropello a los trabajadores, esta es una característica destacable y digna de encomio.

ORLANDO RAMÍREZ-CASAS (ORCASAS)

domingo, 26 de febrero de 2017

193. Pepe Aguirre, minibiografía de un famoso desconocido

PREÁMBULO, BIBLIOGRAFÍA, Y CIBERGRAFÍA

Cuando en el siglo XXI se menciona a “Pepe Aguirre” en Argentina, muchos piensan en un cantante rockero de la provincia del Chaco. Si se menciona en México, piensan en un cantante de música tecnorranchera que en estos días hace presentaciones de tarima ante micrófono. En el resto del mundo, es posible que la mención de tal nombre no signifique nada, y para la Sra. You Tube y el Sr. Google lo primero que se les viene a la cabeza es el argentino y después el mexicano. Por último, bastante atrás, aparece un cantante chileno de valses y tangos argentinos que en Colombia, y muy especialmente en el Departamento de Antioquia, todavía suena y resuena en las fonolas, y es de público reconocimiento como un hombre que dejó huella entre nosotros. Supongo que en las oficinas de pago de derechos de regalías de grabaciones tienen claro quién es el uno, quién es el otro, y quién es el tercero, para evitar confusiones. Cuando se sabe que por lo menos uno de los dos hijos conocidos que dejó el tanguero Pepe Aguirre, o tal vez los dos, son personas que necesitan percibir esas regalías para ayudarse en el diario vivir, sería consolador saber también que a estos herederos se les reconocen sus derechos.

No fue fácil recabar estos datos, porque no es mucho lo que se encuentra escrito sobre este cantor de quien el Sr. Polo Talnir, argentino radicado en los Estados Unidos, escribió un correo solicitando información. El Sr. Mario Ceballos Zuluaga alguna tenía, y me la suministró; también don Camilo Valencia del bar “Adiós Muchachos” me dio acceso a su catálogo discográfico; al igual que el Sr. Gonzalo Torres Posada, del programa "Tiempo de Tango" que se transmite por la emisora cultural de la Universidad de Antioquia en la frecuencia de los 1410 AM; y del portal Music Artists en “Freestreamsonline.com”, que trae una amplia discografía. De todos ellos, tomé muchos de los títulos listados en este artículo.


Encontré algunos datos en el artículo “Qué nota, don Pepe Aguirre”, del Dr. Jaime Jaramillo Panesso, en su libro “Corazón de Ciudad”.

El profesor Egberto Bermúdez Cujar, de la Maestría de Música de la Universidad Nacional de Bogotá, después de reseñar las menciones sobre el artista en escritos de Hernán Restrepo Duque, de Orlando Mora Patiño, de Luciano Londoño López, de Mauricio Restrepo Gil, y otros; en su ensayo Un siglo de tango en Colombia, de 1913 a 2013 dice que… Sin embargo, la carrera musical de Pepe Aguirre en Colombia aún está por establecer…, dando a entender que las informaciones que encontró son muy someras.


Cita el profesor Bermúdez la nota escrita por Víctor Bustamante Cañas para Festitango de Medellín blogspot.com titulada “Pepe Aguirre”, con una corta minibiografía del cantante tomada de los apuntes de don Carlos E. (Emilio) Serna Serna, periodista de la página de Farándula del periódico El Colombiano de Medellín, apuntes que fueron incluidos en el libro “Su artista favorito”, publicado por Serna con recopilación de sus columnas de prensa:


Muchas personas son del parecer de que Serna nunca salió del país para hacer sus entrevistas, sino que las hizo por correspondencia enviando cuestionarios a los entrevistados y recibiendo las respuestas a vuelta de correo… tiempo después. Esas entrevistas constituyen una valiosa documentación de los tiempos en que no existían el computador personal, el Internet, la comunicación satelital, ni los teléfonos celulares; sino anotaciones manuscritas en ficheros. Sin embargo, el Dr. Jaime Jaramillo Panesso afirma en su libro citado que:

“Carlos Serna lo encontró en un estado más o menos de resaca permanente, nadando en medio vaso de vino. En esas mismas condiciones lo puso dentro de un avión que lo trajo a Colombia, país que no conocía y menos la ciudad donde lo contrataban para cantar. Una mezcla de temor, guayabo, y curiosidad, lo debió haber invadido hasta encontrarse con sus pretendidos admiradores que le hablaban de un éxito que él no alcanzaba a comprender”.


Este testimonio tiene validez, por cuanto el Dr. Jaramillo Panesso hacía parte del comité organizador del 5º Festival de Tango de Medellín que presidía en ese entonces el Dr. Luis Guillermo Roldán Molina; y de él se desprende que Serna sí viajó a Chile con el encargo de contactar al artista que 30 años antes, sin saberlo, se había hecho ídolo tanguero en nuestra ciudad.

Mucho encontré en el libro “Aquí también se canta el tango” del médico Alberto Burgos Herrera (2007, Editorial Lealón de Medellín 393 páginas. Email: albertoburgosh@hotmail.com); quien entrevistó al cantor chileno y tuvo acceso a las anotaciones del periodista Serna; y otra información la obtuve del periodista y melómano Jairo Agudelo Zapata del programa “Cofrecito de los Recuerdos” de la emisora Q´hiubo Radio de la cadena Caracol (antes Radio Reloj), quien me dijo que:

Traté a Pepe Aguirre a finales de los años 70 y durante los 80. Tengo entrevistas grabadas con declaraciones que él me dio. Él era nacido en La Serena en Chile, y fue un hombre de origen humilde que llegó a hacer trabajos físicos de pico y pala. En un principio se identificó con su nombre de pila de José Gastón Aguirre Aguirre, pero para poder vestirse apropiadamente en sus primeras presentaciones públicas en el año de 1934 sacó a crédito unos vestidos donde unos turcos de apellido Burketh que lo acosaban con el cobro, por lo que resolvió adoptar el nombre artístico de Pepe Aguirre para despistar a sus perseguidores que escudriñaban su nombre en los carteles de los programadores. Esto me lo contó Pepe de manera confidencial, solicitándome que sólo lo divulgara cuando él hubiera fallecido. Otra intimidad de la que fui testigo es la de su profunda calvicie, que lo obligaba a usar peluquín al punto de que cuando no lo tenía puesto era irreconocible. También usaba un pañuelo blanco o rojo en la mano, pero me aclaró que no era por agüero sino porque sentía susto cada vez que se presentaba ante el público, y las manos le sudaban y se le ponían resbalosas. Requería, entonces, del pañuelo para poder sostener el micrófono con firmeza”.

PEPE AGUIRRE

En el año de 1974 el cantor chileno Pepe Aguirre (nacido en Chile en 1911, y fallecido en Colombia en 1988) era un hombre sexagenario olvidado en su patria, y casi desconocido en Argentina, que en Santiago de Chile ejercía como conductor de taxi, camión, o bus, cuando viajó a Colombia por sugerencia del periodista Serna; y por gestión del empresario Dr. Luis Guillermo Roldán Molina, que es el actual propietario del Patio del Tango por compra que hizo a los herederos de Aníbal “El Gordo” Moncada.

Le sorprendió a Pepe Aguirre descubrir que, a esas alturas de la vida, él era para el público tanguero de Medellín ¡Todo un ídolo! Fue tanto el impacto emocional de su visita a la capital antioqueña, que viajó a Chile por sus cosas y regresó, dispuesto a acabar aquí sus días; y aquí los acabó, como atestigua Jairo Agudelo:

“A comienzos de enero de 1989 yo vivía en el barrio Aures de Robledo cuando me despedí de mi vecino de la casa del frente y entramos a nuestras respectivas casas. Al momento él salió a la puerta y me preguntó si mi segundo apellido era Zapata. Le dije que sí, y me dijo que por la emisora Radio Metropolitana de Envigado estaban pasando un programa sobre Pepe Aguirre y pedían que si yo estaba escuchando me comunicara con la emisora. Inmediatamente llamé, y me dijeron que sabían de mi amistad con el cantante y que en vista de que él había fallecido querían hacer un programa especial sobre él, contando con mi colaboración. Fue así como me enteré de que él había muerto ese reciente 31 de diciembre de 1988”.

Aguirre fue, junto con los argentinos Oscar Larroca y Armando Moreno, uno de los cantores que más se oían en ese tiempo en las cantinas del barrio Guayaquil de Medellín y, dice Mario Ceballos,yo agregaría que también en los barrios de La Toma, Gerona, Bello, y los municipios del oriente y el suroeste antioqueños. No sólo fue apreciado en los bares y cantinas de los sectores más calientes de la ciudad, sino que en los datos de Carlos Serna transmitidos por Víctor Bustamante en su blog se afirma que:

En su debut en el elegante Club Unión quiso cantar Tomo y Obligo, pero el público quería que cantara sus canciones clásicas, de algunas de las cuales él no recordaba las letras, que tuvo que reaprender. Aguirre se quedaría realizando giras por pueblos y estaderos de todo el departamento, y por otras ciudades y poblaciones del país”.

El Dr. Jaime Jaramillo Panesso, que hacía parte de la junta organizadora de aquel festival, la que financió la traída de Aguirre a la ciudad, le contó a Hugo Bustillo que:


“Pepe Aguirre revolcó el estirado ambiente del Club Unión interpretando un tango contestatario de protesta que era como una bofetada para la clase empresarial allí presente, y el auditorio se estremeció cuando él empezó a cantar Jornalero… esos hombres tan honrados que te han hecho enriquecer… / es amargo cuando dice un holgazán, / si les gusta bien, y si no se van”.

El Sr. Mario Ceballos, por su parte, agrega que:

Conocí a Pepe en el año de 1979, cuando la celebración de los 25 años de existencia de la discográfica Sonolux, y la disquera montó tablados artísticos en algunos barrios. Estuve con varios directivos de la empresa en uno que se montó en el Barrio Popular de la ladera nororiental, y al finalizar el evento de allí salimos con Pepe Aguirre a rematar la noche en el Rancho de Agustín Irusta. Pepe me contó que se vino a Medellín después de pensionarse como empleado bancario en Chile. Al llegar a Colombia se le había olvidado parte de su repertorio, pero entre Jairo Pineda y otros amigos de Envigado se lo reconstruyeron. Para cuando llegó, Pepe no recordaba haber grabado muchos de esos temas”.

Dice el Dr. Burgos Herrera en su libro que:

Su debut fue en el Coliseo Cubierto Iván de Bedout de esta ciudad. Ese día se presentaban otros vocalistas famosos como Oscar Larroca y Agustín Volpe, pero el Coliseo estaba hasta las banderas porque todos fueron a conocer a Pepe Aguirre, todos querían saludar y aplaudir a aquel vocalista chileno que durante tantos años los había hecho llorar, sentir, y gozar, con sus canciones. Todos estaban allí porque debutaba ese señor del bigote delicado que le había cantado a las prostitutas, al obrero, a las mujeres, a los oprimidos del continente; y por eso el pueblo estaba allí para rendirle homenaje… Cuando el maestro de ceremonias anunció a Pepe Aguirre, y este señor salió al escenario, el público se puso de pies para aplaudirlo, saludarlo, y decirle cuánto lo querían. Él, muy sorprendido, recibía ramos de rosas y claveles. Cinco minutos después no había empezado a cantar porque el aplauso seguía y él estaba tan emocionado que no sabía qué decir. ¡Una ovación de estas jamás la había tenido en su país! Posteriormente vino la gira por Colombia: Manizales, Pereira, Armenia, Cali, Bogotá, y otras ciudades; y en todos esos escenarios el aplauso fue delirante. Después de este recorrido, el cantante chileno estaba confundido, pues en su natal Chile ya nadie lo recordaba, y en cambio en este lejano país llamado Colombia todos querían abrazarlo, saludarlo, y todos sabían quién era Pepe Aguirre. En Chile era un “viejito de la tercera edad”, en cambio en Colombia era un artista, una estrella, una figura. Ante esta situación, Pepe no tuvo otra alternativa. Fue a Chile por sus cosas, y se vino a vivir a Colombia”.

En el año de 1974 se celebró el 5º Festival de Tango de Medellín, que se había realizado en los años de 1968, 1970, 1971, y 1973 (en 1969 y 1972 no se realizó el evento). Este 5º Festival fue organizado por el Dr. Luis Guillermo Roldán Molina y, según cuenta la cantante Enith Palacio (Enith Amparo Palacio Ramírez):

Dicho festival contó con un elenco integrado por los argentinos Armando Moreno, Oscar Larroca, Raúl Iriarte, y Alberto Echagüe; los chilenos Pepe Aguirre y Agustín Copelli; y los colombianos Héctor Galán y Enith Palacio; acompañados por la orquesta del maestro Armando Lacava”.


Este festival tenía ya un prestigio internacional, según afirmó el Dr. Luciano Londoño López en declaraciones dadas a Víctor Bustamante:

“Como hecho simplemente histórico, del cual usted puede sacar conclusiones, le menciono algunos de los participantes de los cuatro primeros festivales de tango en Medellín:

1968: Aníbal Troilo, Tito Reyes, Edmundo Rivero, Orquesta de Baffa-Berlingieri, Ángel Cárdenas, Enrique Dumas, Alba Solís, Roberto Arrieta, Armando Moreno, Alberto Podestá, Horacio Deval.

1970: Carlos Dante, Oscar Larroca, Armando Moreno, octeto de Osvaldo Berlingieri, Leopoldo Federico.

1971: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Elba Berón, Rubén Juárez, Armando Moreno, Elsa Rivas, Armando Pontier, Pedro Laurenz.

1973: Armando Lacava y su Sexteto Tango, Roberto Ayala, Alberto Marino, Floreal Ruiz, Oscar Ferrari, Jorge Valdez, Nelly Vásquez, Néstor Fabián, Agustín Copelli (Chile), Héctor Cabrera (Venezuela), Miguel Solano (Costa Rica), Raúl del Mar (Perú)”.


No podría precisar si la presentación en el festival del Coliseo Iván de Bedout fue antes o después de la del Club Unión en la misma venida, pero sí es cierto que Aguirre ya tenía diez años de estar viviendo en Medellín cuando fue presentado en una heladería del municipio de Rionegro, así los organizadores hubieran manifestado en sus carteles que Aguirre llegaba en ese momento expresamente de Chile. Así lo cuenta el Dr. Jaramillo Panesso:

“Un sábado cualquiera de 1984, cuando pasaba por San Antonio de Pereira en Rionegro, en un cartel a dos tintas se leía: –Hoy, gran presentación del ídolo del tango Pepe Aguirre, venido expresamente de Chile a su Heladería El Paraíso–“.

José Gastón “Pepe” Aguirre Aguirre, hijo de Ramón y Carmen, nació en la población de La Serena en Chile el 9 de septiembre de 1911. Esta es la verdadera fecha de nacimiento, y no otra, porque yo tuve en mis manos los documentos de identidad de Pepe, con esta fecha, dice Jairo Agudelo. Tuvo cuatro hermanos. Allí se casó con la señora Carmen Heyden y nació un hijo de nombre José Luis Aguirre Heyden, que en el 2013 aparecía como residente en la Región Metropolitana de Santiago y fue beneficiado con una adjudicación del Fondo Solidario de Vivienda. Pepe tuvo una hija de nombre Gloria con la cantante y actriz Carmen (o Bernardita) de la Cruz, e ignoro si este es el nombre artístico de la esposa de Pepe, o si se trata de otra persona. Gloria fue una reconocida cantante dentro del movimiento de la Nueva Ola chilena en los años 60 del siglo XX, y se radicó en Estados Unidos donde contrajo matrimonio y ya es abuela. Se sabe que vive en Long Island, en Nueva York. Dos entrevistas periodísticas le han hecho seguimiento a esta cantante.

Una, de Reynaldo Pezoa, publicada en el portal “Tiempo de balas” con el título “Gloria Aguirre y la Nueva Ola. En ese tiempo era un poco punk”:


Otra para Ricardo Güiraldes del blog “Chilean Charm”, con el título de “La cantante chilena que se convirtió en una famosa bomba rubia”.


Pepe dejó a su familia en Chile y se radicó en Medellín donde, dice Andrés López Uribe:

Me cuenta mi padre que lo conoció en un café del cual no recuerda su nombre, cerca precisamente del periódico "El Colombiano" sobre la calle Juanambú con la carrera Bolívar, donde recién llegado era el cantante residente del lugar. Una noche mi padre lo llevó donde su tía Celina, tanguera de nacimiento y adoradora de la obra artística de Aguirre, y ella y Pepe vivieron una intensa historia de amor que terminaría con la partida de Celina a Estados Unidos, y otro final trágico de desengaño y desilusión para el cantante, historia típica de cualquier tango”.


Dice Hugo Bustillo Naranjo que tal café frecuentado por los periodistas del periódico, adonde iba Aguirre, posiblemente era uno denominado “As de Oros” que quedaba en la esquina de la calle Juanambú con la carrera Carabobo “frente al As de Copas, y tenía entrada tanto por Juanambú como por Carabobo”.

En Medellín estableció relación sentimental con una señora madura que era madre de tres hijas, y con ellas formó su nuevo hogar. Ella vivía en el barrio El Salvador, en el sector llamado Las Avenidas, cerca del llamado Kínder de las Restrepo, y ella y sus hijas ayudaban a Pepe con la administración del Hotel El Deportista, situado en ese entonces a mitad de cuadra en el costado oriental de la carrera El Palo entre calles de Maturín y Bombona. Al fallecer Pepe, otras personas se hicieron a la propiedad y, con el tiempo, trasladaron el hotel a una nueva edificación situada en Maturín (calle 46) casi al cruce con Niquitao (carrera 44), distinguido con el número 43-98. Pepe lo bautizó con ese nombre tal vez por lo que le contó al Dr. Burgos en el sentido de queantes de dedicarse al canto fue empleado durante mucho tiempo del Banco del Estado y, además, era gran deportista pues siempre practicó fútbol, boxeo, natación, tenis, y equitación”. Con ese nombre esperaba atraer a los deportistas de los pueblos que llegaban a la capital provincial a competir haciendo uso de viáticos muy exiguos. Ese hotel todavía existe, pero sus nuevos propietarios y sus empleados ignoran que en él vivió sus últimos años el cantante Pepe Aguirre quien, aparte de la administración del lugar, atendía presentaciones artísticas en El Rancho de Agustín Irusta, un establecimiento que tenía el cantor argentino en la Calle Colombia por el sector del barrio Calazans.

Cuenta el cronista e historiador Hugo Bustillo Naranjo en su artículo “Ninfas y nichos del valle encantado –Guía de burdeles de Medellín”, en el periódico Universo Centro nro. 75 de mayo de 2016, que:


José Gastón Aguirre fue más conocido, interpretado, y escuchado, como Pepe Aguirre; legendario cantor de valses y tangos, era el poseedor de Residencias Linda. Arribó a Medellín desde su Santiago de Chile en 1974. Quince años después, un 31 de diciembre, fallecería en su suelo. En El Palo, entre Bomboná y Maturín, había empezado la cosecha de alquiler de cuartos con el Hotel El Deportista. La colegiala, Frivolidad, Jornalero, Muñeca de loza, Hojas de calendario, Maldito cabaret y otras inolvidables canciones, quedan para su recuerdo”.

Bustillo aporta un dato que yo desconocía, y es que Aguirre fue además propietario de Residencias Linda, el tipo de negocio que más que ofrecer hospedaje a los viajeros (aunque esto no se excluía de sus servicios) servía como punto de encuentro para parejas de enamorados. Es posible que fuera en este, y no en El Deportista, el lugar donde falleció el cantor que no murió el 31 de diciembre de 1989, sino el 31 de diciembre de 1988 cuando tenía 77 años cumplidos. Así lo dice el abogado tangófilo pereirano Miguel Álvarez de los Ríos en fragmento del artículo titulado “Cantos de Maldador II”, originalmente publicado en el periódico La Tarde.com y reproducido en el portal Las Canciones del Abuelo blogspot.com.co el 18 de octubre de 2012:

Pepe Aguirre murió en Medellín en un accidente de tránsito, en la medianoche del 31 de diciembre de 1988. Dicen los que saben que fue el único, el verdadero rey del “valsecito criollo y pasional”.


A lo que, dice el periodista Jairo Agudelo, que:

La fecha que da el Dr. Álvarez es correcta, pero no la causa de la muerte porque él no murió atropellado en un accidente sino en su cama, de causas naturales. Sin embargo, hay una cosa curiosa y es que semanas antes de su muerte lo fui a visitar al hotel de El Palo entre Maturín y Bomboná, y lo encontré con trabajadores que habían abierto una larga zanja para reponer la vieja tubería de alcantarillado que estaba rota. Arrumes de tierra se amontonaban a los lados, y le pregunté qué hacía. Entonces me dijo bromeando que: Esta es la tierra, que ya me está llamando. Tal broma resultó ser un presentimiento, o una premonición”.

Al respecto dice el Dr. Jaramillo Panesso en su libro que, después de la presentación de Aguirre en 1984 en la Heladería El Paraíso de San Antonio de Pereira en Rionegro:


“… Años más tarde, en la primera edición de los diarios locales del año que apenas comenzaba, se daba cuenta de la muerte del mismo personaje, lo cual ocurrió en Medellín el 31 de diciembre de 1988”.

Y, por su parte, Hugo Bustillo dice que:

Residencias Linda estaba situada en la carrera Cúcuta con la Avenida de la República o Avenida de Greiff, frente a la Heladería El Raudal, y era refugio de muchachitas de la noche. Mi tío tenía un bar cercano a su negocio y yo lo visitaba en esos tiempos”.

El caleño Umberto Valverde escribió para el periódico El Tiempo el artículo “Edgar Fajardo Oliveros, el Cachafaz del Tango”; en donde cuenta que su paisano Fajardo se apropió de ese apodo que había tenido el cantor Guillermo Lamus, quien ya no podía reclamar porque había fallecido en el escenario durante una presentación. Fajardo era bailarín, cantante de tangos, poeta, compositor, y había sido golpeado por la reciente muerte de sus padres:

… Acongojado, en 1974 regresó a Medellín. En el Patio del Tango, el famoso Pepe Aguirre lo vio cantar y le ofreció hacer una gira con él por Antioquia y el Viejo Caldas. Aguirre se dejaba llevar por el licor, y una noche se vio obligado a decirle a Édgar que lo sustituyera. Fue entonces cuando Fajardo le dijo al acordeonista Héctor Ríos: Anúncieme como Édgar Oliver, el Cachafaz del tango. Creyó haber tocado el cielo con las manos porque Pepe Aguirre lo abrazó (en agradecimiento por haberle cubierto la espalda en ese compromiso), y Fajardo supuso que, por fin, el éxito se atravesaba en su vida”.

En el libro “Buenos Aires, portón de Medellín”, yo menciono los días de apoteosis de Pepe Aguirre en el Rancho de Irusta, y luego cuando llegó su decadencia. Rodrigo Arias Duque contó por qué resultó él desde muy niño metido en el cuento del tango.

Fue por culpa de mis hermanos mayores. Mientras fui niño y estudiante, vivía sin un peso en el bolsillo. A duras penas tenía con qué pagar pasajes para ir a estudiar y lo del refrigerio en la cafetería, aunque no todos los días. Ni pensar en tener con qué costear la entrada a un café… o la salida, porque la entrada es gratis. Pero los amigos que me invitaban me tuvieron paciencia mucho tiempo. Cuando recibí el primer salario como profesor ($7.000, que para mí eran mucho dinero en esa época), reuní a cuatro o cinco de mis amigos patrocinadores y los invité al Rancho de Irusta, calle Colombia arriba, en el occidente. Ese día cantaba Pepe Aguirre. No podía haber mayor felicidad que disfrutar de ese programa en vivo y poder decir en el momento de pagar la cuenta: “Tranquilos, que yo pago”. Esa sensación es superior a la de cualquier toga y cualquier birrete, la sensación de ser, por fin, autosuficiente… Pepe Aguirre también cantó en la Heladería Las Malvinas, por Ayacucho frente al Sol de Oriente. Allí lo vimos subiéndose a una de las mesas de billar, para tener un escenario desde donde dominar al público que lo aplaudía enardecido… El chileno José Gastón “Pepe” Aguirre, cantante de tangos, se radicó en Medellín en la década de los setenta, admirado de que por estos lados se le reconociera y aclamara cuando en su patria y en Argentina se sentía casi olvidado. Aquí murió veinte años después. Bastante enfermo en sus últimos días, vivía cerca del Kínder de las Restrepo, por la Av. de El Salvador; y el médico José Alberto Ramírez de la farmacia del frente, su vecino y admirador, le recetaba gratis y le regalaba la droga. Dicen que murió en su casa de El Salvador o en el Hotel Deportista de Maturín con Niquitao, de su propiedad; no sabría decirlo, pero en todo caso fue otra voz del tango que se apagó entre estas montañas y en los alrededores de nuestro barrio”.

Dice el músico Efrén Ríos Bustamante, hijo de Antonio “El Ovejo” Ríos, que:

Cuando por razón de mis presentaciones artísticas yo coincidía con Pepe en algunas oportunidades, él ya estaba muy de capa caída y a mi parecer distanciado o con su relación muy deteriorada con esa señora que usted me menciona del barrio El Salvador. Lo mío con él fue tal vez en los últimos dos o tres años de la vida de él, y vivía en una pieza muy humilde por la calle Colombia, en cercanías del Estadio. Dormía en un catre y mantenía debajo del colchón una garrafa de aguardiente para reenvasar en un frasco pequeño de cargar en el bolsillo trasero del pantalón, lo que le permitía mantenerse “a medio palo”. Una señora adinerada y admiradora suya lo patrocinaba y le ayudaba… o, mejor dicho, no solo a él sino a otros músicos porque ella sentía debilidad por los músicos así como a otras les gustan los militares, o los maestros, o los conductores de servicio público, o los empleados de banco. A ella le gustaban los músicos y le gustaba ayudarles, y Pepe fue uno de los consentidos en esos últimos días, tolerándole a él la incomodidad cuando le daban mal los tragos”. Bustillo, por su parte, dice que “No niego que él tuviera amigas y admiradoras que le patrocinaran sus tragos y parrandas, pero cuando él murió seguía siendo dueño de Residencias Linda y del Hotel El Deportista, por lo que no estaba tan pobre como quieren hacer creer. Claro que no descarto que con una vida bohemia tan intensa seguramente no había presupuesto que aguantara, y tampoco descarto que sus presentaciones de los últimos días no tuvieran la lucidez de los comienzos precisamente por eso de que los tragos le tomaban ventaja y así tampoco hay voz que aguante”.

Es posible, según los indicios, que este período hubiera sido en algún rompimiento o distanciamiento con la señora del barrio El Salvador que fue su pareja reconocida cuando Pepe estaba al frente del Hotel El Deportista.

Dice en su libro el Dr. Burgos que Pepe Aguirre Desde muy niño se inclinó por la música, y su debut como cantante lo hizo en la emisora Radio Universo, donde interpretó una melodía titulada El Peregrino; aunque el profesor Bermúdez en su ensayo cita las páginas 116-117 y 470-471 del libro de los autores Juan Pablo González y Claudio Rolle titulado “Historia Social de la música popular en Chile de 1890 a 1950”, editado en Santiago en el 2005 por Ediciones Universidad Católica de Chile, dando el siguiente concepto:

La presencia del chileno Pepe Aguirre desde 1974 en Colombia fue determinante en el proceso de difusión de dicha música de los años 1930 y 1940 en los entornos mencionados de Medellín y la zona cafetera de Colombia. Aguirre había iniciado su carrera en Santiago como ganador de un concurso de tango cuando tenía 24 años, justamente en el año de la muerte de Gardel, y realizó grabaciones tempranas para los sellos RCA Víctor y Odeón, casas que lo promovieron en Chile y después en Colombia. Uno de sus grandes éxitos fue la versión alternativa de Mano a Mano (1927, Celedonio Flores/Gardel y Razzano) que Pepe llamó Mano a Mano Contestado y en la que, con un texto prácticamente muy inferior al de Flores, transfiere la culpa de la perdición de la mujer a la miseria y al hombre que la indujo y la mantuvo en la prostitución”.

El vals “El peregrino” (Yo vago por el mundo cual triste peregrino…), compuesto en el año de 1938, tiene letra de Eugenio Cárdenas y música de Rafael Rossi. Está registrado en la On Line Computer Library Center (OCLC) con el número 55311271. La primera grabación de “El peregrino” fue con acompañamiento de guitarras, y hay además una grabación del año de 1950 en la voz de Pepe Aguirre, acompañado por la orquesta de Porfirio Díaz, para la RCA Víctor de Chile. Por su parte el tango “Contestación a Mano a Mano” (Recordando tu pasado, / hoy te miro y veo que fuiste / un juguete en la miseria / de un mal hombre explotador…), con letra atribuida a D.R.A. (Derechos Reservados de Autor), aparece en el LP de larga duración 1457-A con el corte nro. 4, prensado por Odeón-EMI. Canta Pepe Aguirre, con acompañamiento de la orquesta de Ángel Capriolo.


El Sr. Polo Talnir afirma que:

Su trayectoria tanguera comenzó en Chile, invitado a cantar con la orquesta del bandoneonista argentino Gabriel 'Chula' Clausi, quien con sus músicos frecuentaba la ciudad de Santiago. Allí dejó grabados cuatro tangos para el efímero sello Chopin, del que era dueño el mismo Chula. Estos fueron Rosas de Otoño y Adiós Muchachos, en 1945; Los cien barrios de Santiago y Noche de pascua, ambos de la autoría de Clausi, en 1946”.

Dice el ensayo del profesor Bermúdez que los discos grabados en Chile por Odeón de Buenos Aires fueron reproducidos por Codiscos de Medellín, y actualmente hacen parte del catálogo de EMI internacional.

Según el médico Alberto Burgos:

Pepe nunca perteneció a ninguna orquesta, pero en presentaciones y grabaciones fue acompañado por las de Gabriel “Chula” Clausi, Hermanos Carbone (Atilio, Víctor, y Ernesto), Porfirio Díaz, Ángel Capriolo, y Jorge Quintana. Aunque grabó unas doscientas melodías, entre ellas tangos, valses, pasodobles, y marchas; jamás viajó a Buenos Aires, Argentina, a presentarse como cantante. Es más; Pepe, en persona, únicamente cantó en Chile y en Colombia”.

El médico Burgos posiblemente obtuvo ese dato de que “grabó unas doscientas melodías” de boca del mismo Pepe, y parecería que no hay un listado que las recopile. Con los fragmentarios datos de que dispongo, logré reunir 192 títulos de sus grabaciones; pero he encontrado en el portal Todo Tango.com alusión al forista de Marinilla (Antioquia) de nombre José Duvel Gómez Giraldo, de quien no tengo más información, que tiene una hoja de Excel con una discografía muy completa del cantor. Si logro conseguirla, la integraré a este artículo para ponerla a disposición de los interesados.

Aparte de esas orquestas, también grabó acompañado de guitarras. Dice Burgos queEl propio Pepe Aguirre comentaba que la melodía que más le gustaba interpretar era el tango “Redentoras”, que ha sido tan famoso en nuestro medio” (Son muy buenas madres / a pesar de ser así: / malas para el mundo, / buenas para mí), tango que Aguirre grabó con la orquesta de Atilio Carbone:


Pepe Aguirre, al decir del abogado Miguel Álvarez de los Ríos, estuvo en Argentina; pero su presencia no fue notoria ni ameritó el interés de ningún empresario por presentarlo en público, y no se sabe de grabaciones que él hubiera hecho en Buenos Aires:

Aguirre llegó a Buenos Aires en 1933. Allí conoció a Gardel y a José Razzano, y pudo haber descubierto que su destino, como el del Zorzal, sería también la noche, la noche arrabalera alumbrada apenas por el farolillo vagabundo de la esquina. Volvió a Buenos Aires cinco años después, en 1938, pero, al parecer, sus más sonados discos los grabó en y para la Odeón chilena. Tangos, valses, milongas, cuecas, zambas. Su voz le daba para todo. Clara, suave, tierna, bella. Valses y tangos, especialmente, lo hicieron famoso en  la América meridional”.

Puede deducirse que el reconocimiento de este cantor en Argentina fue mínimo, y que su fama allí fue reducida. Llegan noticias de que en Chile tampoco es muy conocido, y podemos concluir que es en Colombia donde su fama se afincó y aquí, años después de fallecido, se le recuerda a través de sus discos; que siguen sonando en las fonolas de los templos tangueros.

Como dice el Dr. Burgos:

La voz de Pepe Aguirre para nuestro pueblo tanguero siempre será recordada entre las grandes de todos los tiempos. Este vocalista chileno está, junto con Armando Moreno y Oscar Larroca, en la terna de los ídolos de la canción ciudadana en nuestro territorio y, como algo curioso, a muchos les gusta más oírlo cantando valses que cantando tangos”.

Reconstruir mínimamente esta biografía, así no sea de una manera exhaustiva, ha sido como coser una colcha de retazos, un centón, juntando pequeños testimonios muchas veces en contradicción. Pero algo es algo, y este es el resultado.

No sobra decir que doy gracias a todos los que me aportaron alguna información sobre el cantante, bien sea de viva voz o a través de sus escritos. Sin ese aporte, esta aproximación a Pepe Aguirre no hubiera sido posible.

ORLANDO RAMÍREZ-CASAS (ORCASAS)
-------------------------------------------------

José Gastón “Pepe” Aguirre Aguirre

DISCOGRAFÍA DE PEPE AGUIRRE

(1.       Todos los temas aquí incluidos son cantados en la voz de Pepe Aguirre. No se dan nombres de autor de la letra, de compositor de la música, de la casa grabadora, ni del ritmo. Los nombres entre paréntesis corresponden a los acompañantes).

(2.       En el enlace que viene a continuación se pueden escuchar varias grabaciones de la discografía del cantor).


1. A mi Juana (Orquesta)
2. A través del olvido (Orq. Luis Velozo)
3. Adiós muchachos (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
4. Adoración (Orq. Ángel Capriolo)
5. Al amanecer (Orquesta)
6. Al compás del corazón (Orq. Luis Velozo)
7. Al correr de los años (Orq. Ángel Capriolo)
8. Alma cancionera (Guitarras)
9. Alma de gitano (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
10. Alma mía (Guitarras)
11. Amanecer (el) (Guitarras)
12. Amante corazón (Guitarras)
13. Amor con condición (Orq. Porfirio Díaz)
14. Amor de artista (Orquesta)
15. Ansiedad (Orq. Ángel Capriolo)
16. Antofagasta (Orquesta)
17. Arolas (Orquesta)
18. Arturo Godoy (Orquesta)
19. Bailando me diste un beso (Orq. Porfirio Díaz)
20. Baraja (la) (Guitarras)
21. Barrio amigo (Orquesta)
22. Bebiendo y llorando (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
23. Bebiendo y llorando (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
24. Calle ahumada (Orquesta)
25. Calle San Diego
26. Callecita de mi barrio (Guitarras)
27. Campeón (el) (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
28. Canción del pierrot (la) (Trío Añoranzas)
29. Cantar eterno (Dúo con Carmencita Ruiz y orquesta)
30. Carrillón de La Merced
31. Cien barrios de Santiago (los) (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
32. Cita (la) (Orquesta)
33. Civilización (Orq. Porfirio Díaz)
34. Clamor (No te olvidaré) (Guitarras)
35. Cofrecito (Orquesta)
36. Colegiala (la) (Orq. Porfirio Díaz)
37. Colo Colo
38. Colombiana de mis amores (autoría de Pepe Aguirre)
39. Colombina
40. Como Colo Colo no hay (Orq. Porfirio Díaz)
41. Con los amigos (Guitarras)
42. Con todo el corazón (Orquesta)
43. Condición (Orquesta)
44. Corazón destrozado (Guitarras)
45. Cortando caminos (Orquesta)
46. Cruel incertidumbre (Orq. Ángel Capriolo)
47. Cruel incertidumbre (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
48. Cuando llora el bandoneón (Orquesta)
49. Cuartito azul (Guitarras)
50. Decile a todos que no (Orquesta)
51. Déjame morir (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
52. Déjame ser así
53. Desengaños (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
54. Desengaños (Orq. Porfirio Díaz)
55. Despedida (la) (Guitarras)
56. Despedida (la) (Orq. Porfirio Díaz)
57. Después de una ilusión un desengaño (Guitarras)
58. Después de una ilusión un desengaño (Orq. Porfirio Díaz)
59. Dime corazón (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
60. Distintos caminos (Orq. Porfirio Díaz)
61. Dolor de ausencia (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
62. Dulce palabra (Orquesta)
63. Durazno a cuarenta el ciento (Orquesta)
64. El que tiene paire y maire (Guitarras)
65. En mi camino (Guitarras)
66. En tu camino (Guitarras)
67. Encadenado vivo (Guitarras)
68. Entre vuelta y vuelta (Orquesta)
69. Esclavas blancas (Orquesta)
70. Esperando tu amor (Orquesta)
71. Estrellita del sur (Orquesta)
72. Falsa moneda
73. Falsa promesa (Orquesta)
74. Falsa promesa (Trío Añoranzas y guitarras)
75. Falso amor (Orq. Ángel Capriolo)
76. Flor de otoño (Dúo con guitarras)
77. Frivolidad (Guitarras)
78. Frivolidad (Orq. Ángel Capriolo)
79. Frivolidad (Orq. Porfirio Díaz)
80. Garúa (Guitarras)
81. Garufa
82. Gitanitos (los)
83. Gricel (Orquesta)
84. Grito
85. Himno a Colo Colo
86. Hojas de calendario (Orq. Ángel Capriolo)
87. Ilusión de bohemio (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
88. Impaciencia (Guitarras)
89. Incomprensión
90. Jornalero (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
91. Junto a las sombras (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
92. Junto a las sombras (Orq. Gabriel Clausi)
93. Junto a tu balcón (Orquesta)
94. Ley del Talión (la) (Conjunto y guitarras)
95. Ley del Talión (la) (Orq. Porfirio Díaz)
96. Liseana de mis sueños (Orquesta)
97. Llanto de amor (Guitarras)
98. Llevo en mí la nostalgia (Orquesta)
99. Madre (Orq. Porfirio Díaz)
100. Madre hay una sola (Orquesta)
101. Maldito amor
102. Maldito cabaret (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
103. Mano a mano –contestación– (Orq. Ángel Capriolo)
104. Mano a mano –contestación– (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
105. Mañana zarpa un barco (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
106. Margot (Guitarras)
107. Más te quiero yo (Guitarras)
108. Me dice el corazón (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
109. Me dice el corazón (Orq. Porfirio Díaz)
110. Me enamoré de tus ojos (Orquesta)
111. Melodías de ayer (Dúo con Hnas. Miranda, Orq. Porfirio Díaz)
112. Mi dolor (Orquesta)
113. Mi morochita (Orq. Hermanos Carbone)
114. Mi rinconcito (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
115. Milagro (Trío Añoranzas y orquesta)
116. Misa de once (Guitarras)
117. Mujeres feas (acomp. Los Muchachos de Antes)
118. Muñeca de loza (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
119. Nada pierdes (Trío Añoranzas)
120. Naufragio (Orquesta)
121. No llores mujer (Orq. Ángel Capriolo)
122. No llores mujer (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
123. No mueras ilusión (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
124. No mueras ilusión (Orq. Porfirio Díaz)
125. Noche (Orquesta)
126. Noche de pascua (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
127. Nunca más (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
128. Obsesión
129. Otro trago (Dúo con Chito Faró y guitarras)
130. Pa que bailen los muchachos (Orq. Ángel Capriolo)
131. Paciencia (Guitarras)
132. Pan de huevo (Guitarras)
133. Payaso (Orquesta)
134. Paz clama el mundo (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
135. Pena de muerte (Guitarras)
136. Pensando en ti (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
137. Pensando en ti (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
138. Peregrino (el) (Guitarras)
139. Peregrino (el) (Orq. Porfirio Díaz)
140. Pobreza (la) (Orquesta)
141. Por entre el ramaje (Guitarras)
142. Por qué te fuiste (Orquesta)
143. Por tus ojos (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
144. Promesas de amor (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
145. Puerto de Chañaral
146. Qué anda diciendo esa paloma (Orq. Ángel Capriolo)
147. Quejas del alma (Dúo con Felipe Páez, conjunto y guitarra)
148. Realidad del pibe (la) (Orquesta)
149. Reconciliemonos (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
150. Recuerdas esa noche (Orquesta)
151. Recuerdos de La Serena (Guitarras)
152. Redentoras (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
153. Re-Fa-Si
154. Rejas de Andalucía (Orq. Porfirio Díaz)
155. Reminiscencias (Orq. Porfirio Díaz)
156. Rinconcito (Orquesta)
157. Rodeo (el) (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
158. Rosas de otoño (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
159. Rosita (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
160. San Carlos (Orq. Porfirio Díaz)
161. Sangre maleva
162. Se apagó tu voz (Orq. Porfirio Díaz)
163. Siga el corso (Orquesta)
164. Silencio muchachos (Guitarras)
165. Solo un recuerdo (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
166. Sólo un recuerdo (Orq. Porfirio Díaz)
167. Sombras de mi barrio (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
168. Sonia (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
169. Soy huaso que no destiño (Guitarras)
170. Soy un charro con honor (Orquesta)
171. Tu amor es el primero (Dúo con Carmencita de la Cruz y orq.)
172. Tu diagnóstico (Orq. Odeón)
173. Tu imagen (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
174. Tu pálida voz (Orquesta y guitarras)
175. Tus ojos me persiguen (Orquesta)
176. Último adiós (el) (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
177. Último adiós (el) (Orq. Hnos. Atilio-Víctor-Ernesto Carbone)
178. Un grito (Orquesta)
179. Uno
180. Vals de la noche (el) (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
181. Vecinita (Guitarras)
182. Vecinita (Trío Añoranzas)
183. Ventanita enrejada (Orquesta)
184. Veteranos del 79 (Orq. Porfirio Díaz)
185. Viejo cofrecito (Orquesta)
186. Viejo San Diego (Orq. Porfirio Díaz)
187. Virgen de San Cristóbal (Orq. Ángel Capriolo)
188. Voz del corazón (la) (Guitarras)
189. Voz del corazón (la) (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)
190. Y siempre igual
191. Yo quiero un charro
192. Zorro gris (Orq. Gabriel “Chula” Clausi)

Nota:

En esta discografía aparece “Después de una ilusión un desengaño” dos veces, por tratarse de dos grabaciones distintas del mismo tema; y “Desengaños” aparte, por tratarse de otro tema, a pesar de la similitud del título. “Calle San Diego” y “Viejo San Diego” son dos temas distintos, al parecer. Igual ocurre con “Madre” y con “Madre hay una sola”; y con “Colo Colo”, “Como Colo Colo no hay”, e “Himno a Colo Colo”, que al parecer son también distintos. Aparecen “En tu camino” y “En mi camino” como si fueran dos temas distintos, y los dejé así. En cambio “Zorro gris” y “Zorros grises”, podría tratarse del mismo y eliminé uno. “Tu imagen” aparece dos veces porque podría tratarse de dos grabaciones diferentes.