domingo, 5 de julio de 2015

105. Estoy pensando en ti, plagio al desnudo

Se dice que cuando Johannes Brahms firmó el álbum de autógrafos de una damita de la familia Strauss, dibujó un pentagrama con algunas notas del Danubio Azul de su amigo Johann Strauss II, hijo, y como homenaje de admiración escribió: “Me hubiera gustado componer esto”.

Dos frases bíblicas suelen ser fundidas o confundidas en una. De una parte, dice el Eclesiastés (1:2-3) que “Vanidad, pura vanidad, nada más que vanidad… no hay nada nuevo bajo el sol”; cuya primera parte suele citarse, sin perder el sentido, como “Vanidad de vanidades, todo es pura vanidad”. Y de la otra, dice el evangelista San Lucas (8:17) “Porque no hay nada oculto… que no haya de ser conocido y de salir a la luz”. 

Metidas las dos en una mezcladora, sale una fusión bastante escuchada: “No hay nada oculto bajo el sol… todo se sabe”. Esta última cita no es literal, pero es verdad.

El verbo desconocer y el verbo ignorar significan “no tener conocimiento de algo”; pero también significan “tener conocimiento y hacer caso omiso de ese conocimiento”, o sea desconocerlo, ignorarlo, darse por desentendido.

Para que nos pongamos en contexto, recordemos dos frases que se atribuyen a Voltaire y no son de él: “Estoy en desacuerdo contigo, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarte” y “Calumniad, calumniad, que de la calumnia algo queda”. Nunca las dijo, pero le siguen atribuyendo estas dos frases, como lo dejo registrado en la entrada “Frases apócrifas” que está insertada en este blog. 

Ya sabemos que a García Márquez le han atribuido cosas que él no escribió. Pero lo que sí escribió en su autobiografía “Vivir para contarla”, acerca de sus consejeros literarios, fue que “lo único que me recomendaban era que no cometiera ningún plagio que se notara demasiado”. Reconocer esto, tal vez implique que ningún autor está libre de ser víctima o victimario de plagio.

Declaro que soy admirador ferviente de Agustín Lara, y que no sólo me gustan sus canciones sino que admiro su forma de cantar. No quiero dejar dudas sobre mi admiración por él. Pero no soy incondicional suyo, ni de nadie; porque mi admiración está supeditada a la verdad, y nada más que la verdad. Como dijo Aristóteles, “Soy amigo de Platón, pero más amigo soy de la verdad”.

Hace un tiempo vi un video del programa “La historia detrás del mito” de TV-Azteca, la cadena mexicana de televisión, sobre la vida de Lara. Infortunadamente el video ya no está disponible en la red, pero en ese programa sus biógrafos Pavel Granados y Guadalupe Loaeza (autores del libro Mi novia la tristeza, sobre la vida del compositor) contaron que por lo menos uno de los temas registrados por Agustín a su nombre, el danzón “La clave azul” (Ya se va la clave azul, se va el sol de Marabú. Ya se va, no volverá, jamás, pero jamás, la clave azul), no era suyo sino de su padre, el médico Joaquín Lara.  

La clave azul”, por Agustín Lara:


Agustín Lara era un grande de la música romántica, pero era un músico-poeta-loco lleno de defectos. Dice Francisco “Paco I” Ignacio Taibo Lavilla, que “Yo no recuerdo que Agustín Lara haya dicho nunca una verdad. Era un mentiroso profesional”; y Pavel Granados dice que “Lara era manipulador y mentiroso”. 

Aparte de ser mitómano, inventor de sus propios mitos, cometió ese lapsus de registrar como suyo lo que era de su padre. 

Hay obras de Agustín que aparecen registradas a nombre de su hermana María Teresa Lara como testaferro, como por ejemplo “Oración caribe”, cosa que hizo él para evadir exclusividades en derechos de autor de los leoninos contratos de regalías que le imponían las casas disqueras.

Oración caribe”, por Agustín Lara:


Resulta que en México le hicieron un homenaje al, en ese entonces, ya fallecido compositor; y entre los artistas se presentó la cantante Imelda Miller (Imelda Mézquita Pérez de Miller) de quien se dice que “presumió de ser la única cantante en México que había grabado Estoy pensando en ti”; lo cual no es cierto porque se sabe que esa canción fue al menos grabada por la mexicana Elvira Ríos, una de las intérpretes preferidas de Lara para el estreno de sus canciones, junto con Toña la Negra, Ana María Fernández, Ana María González, Rebeca, Chabela Durán, Carmela Rey, y… creo que no más. Claro que hay muchas intérpretes de su música como Libertad Lamarque, Chabela Vargas, María Dolores Pradera, Josephine Baker, y muchas otras, incluida Natalia Lafourcade que nació cuando él ya tenía trece años de fallecido, pero no entran en la categoría de las que estrenaron sus canciones:
Carátula “Estoy pensando en ti”, por Elvira Ríos

Registro de carátula:

5 Estoy pensando en ti
Agustín Lara / Raúl Sampaio / Benil Santos (Elvira Ríos)

Estoy pensando en ti”, por Elvira Ríos:

La yucateca Imelda Miller ganó en 1973 el Festival de la OTI con la canción “Qué alegre va María”. Admiradora de la música de Lara, figuró en la lista de artistas invitados al homenaje en memoria del compositor, y cantó “Estoy pensando en ti”; tema que, según dijo ella y aparece en su página oficial, “Agustín Lara le dio para que lo estrenara en México, pues ya se lo había grabado antes una figura brasileña”.  

No encuentro a la Sra. Miller en la lista de las cantantes preferidas de Lara, como para que él se animara a darle a estrenar esta canción antes de su muerte en noviembre del año de 1970. Según la página oficial de la cantante, “En los años 70´s grabó Imelda la canción “Estoy pensando en ti” de Lara”. Hay un video de ella cantando el tema con las “Estrellas de Agustín Lara”, en un programa televisivo posterior a la muerte del compositor.

No pude encontrar la grabación de la versión de Imelda, ni datos de la disquera con los códigos de registro, versión que no tuvo éxito comercial ni repercusiones por estos lados. Muerto Lara, no parece haber a quién preguntarle sobre el asunto.


Estoy pensando en ti”, bolero en la voz de Agustín Lara:

Edicoes Euterpe Ltda., de Río de Janeiro, es una casa grabadora que registra sus obras ante la Sociedad Brasileña de Autores, Compositores y Escritores de Música (SBACEM), al igual que en España lo hacen ante la Sociedad General de Autores de España (SGAE), y en México ante la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM).

Edicoes Euterpe tuvo entre sus artistas a Benil Santos, un compositor que trabajó “en llave” con Raúl Sampaio Cocco, el violinista, cantante y compositor que hacía parte de la planta de artistas de esa casa grabadora.  Ambos tienen obras en conjunto, o con otros autores.  De sus obras en conjunto, son reconocidas, entre otras: Eu compro essa mulher, Mal de amor, Noites cruéis, Lembrancas, Fingimiento, Confidencia, Praga de amor y… Estou pensando em ti

Estou Pensando em Ti

Estou pensando em ti chorando
E num lamento lá fora o vento
Chora comigo
Estou pensando em ti chorando
Anjo divino, que o meu destino
Modificou
Estou pensando em ti chorando
Abro a janela a noite é bela
Mais o que eu me importo
Estou pensando em ti chorando tanto
Onde te encontras
Hás de sentir a mágoa do meu pranto
Estou pensando em ti chorando
Abro a janela a noite é bela
Mais o que eu me importo
Estou pensando em ti chorando tanto
Onde te encontras
Hás de sentir a mágoa do meu pranto
Estou pensando em ti…

Raúl Sampaio y Benil dos Santos
Benil dos Santos (Cabo frío, Río de Janeiro, nov. 20 de 1931), que aparece a veces como Benil Santos:


Dice en esta biografía que Dos Santos “…en 1960 compuso Cancâo de ninar mamâe… y en el mismo año compuso uno de sus mayores sucesos en compañía de Raúl Sampaio: Estou pensando em ti, grabada por Anisio Silva en el sello Odeón”.

Raúl Sampaio

Raúl Sampaio Cocco (Cachoeiro de Itapemirim, Espíritu Santo, julio 6 de 1928), aparece a veces como Raúl Sampaio y a veces como Raúl Cocco:


En la discografía que trae, aparece “Estoy pensando en ti” con la coautoría de Benil dos Santos y el estreno por el cantante Anisio Silva.

Estou pensando em ti”, versión en portugués del brasileño Anisio Silva, 1960:

Aunque entre coleccionistas se sabe, el público ignora que ese tema atribuido al compositor mexicano Agustín Lara no es de él sino de los dos autores brasileños mencionados. Según me dijo el Dr. Luciano Londoño López, los autores ganaron el pleito por derechos de autor y regalías, y Agustín tuvo que pagarles una indemnización de US$30.000, a pesar de lo cual siguió Lara figurando como coautor en una salomónica decisión, supongo, de las sociedades de autores y compositores, con lo que quedaban bien al mismo tiempo con Dios y con el diablo. La información que trae Internet al respecto es poca, muy poca, por lo que tal hecho no es conocido ni reconocido por el público. La verdad ya se sabe, pero sigue imperando la mentira.

Veamos el registro de este bolero en la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), después de que los brasileños le hubieran ganado el pleito a Lara:

SOCIEDAD AUTORES COMPOSITORES DE MÉXICO (SACM):

Título de la obra:
Estoy pensando en ti 

Compositor-Autor:
00005193400 
Lara Aguirre Agustín (SGAE)

Compositor:
00006410433
Raúl Cocco (SBACEM)

Autor:
00027587754
Santos Benil dos (SGAE)

Arreglista:
00055756750
Lara Aguirre del Pino Agustín (SACM)

Editor original:
00009582281
Euterpe Edicoes Ltda. (SGAE)

Llama mi atención que el hecho de ser “arreglista” autorice jurídicamente a compartir créditos con los autores.  Tal cosa no deja de ser preocupante porque de “arreglistas” está poblado el mundo.

Como se dijo, los brasileños Dos Santos y Sampaio pelearon judicialmente con Agustín Lara porque él se atribuyó falsamente la autoría del tema, y ganaron el pleito.  No se entiende cómo, si ellos ganaron, en los registros de la Sociedad de autores y compositores de México (SACM) sigue figurando Agustín Lara como si él hubiera acudido a la ayuda, como simples colaboradores, de los dos brasileños allí registrados. Eso es inexacto. No hay justicia en eso, pero es entendible, ¿Cómo iban los de la SACM a ponerse a pelear con Lara, con todo el poder que a él lo respaldaba en los últimos años?

Contracarátula Lp “Palabra de Cariño”, 
de Bienvenido Granda con orquesta

Aparte el plagio de Lara, que es un mico que se colgó del hombro de los autores y se niega a bajar de ahí, está el hecho de que Bienvenido Granda lo cantó… y pasó a figurar también en la lista de autores. ¿Qué tal esa? De tal cosa me enteré con el libro “Bienvenido Granda, el bigote que canta”, quinto de la serie “Estrellas de la Sonora Matancera”, escrito por el médico Héctor Ramírez Bedoya, quien incluye ese bolero en la discografía del cantante, según los registros 138 y 139 de la pág. 307.  Bienvenido grabó ese tema cuando ya había salido de la plantilla del conjunto cubano, y lo hizo con otros acompañamientos así: en 1964 con la Orquesta Latina de Pocho Pérez, para el sello DIMSA; y en 1968 con la Sonora Veracruz de Pepe Vallejo, para el mismo sello.  Los datos para estos registros es posible que los hubiera tomado el Dr. Héctor de la carátula de los long plays o de las etiquetas de los discos, y su autoría aparece registrada como de “Sampaio-Santos-Granda” en ambos casos.  Es más, en la página 134 del capítulo 10 titulado “Su voz peregrina, después de la Sonora”, se lee que:

Otras grabaciones con diferentes grupos, que tienen la firma autoral de Bienvenido, a veces con la colaboración de otros compositores, son: 1. Estoy pensando en ti, bolero con la Sonora Veracruz y con la colaboración de los compositores brasileños Sampaio y Santos”.  

De ahí se desprende que el autor es Bienvenido Granda, y que los brasileños fueron unos simples colaboradores.  Eso no es cierto y no sé cómo Bienvenido vino a figurar allí como autor cuando fue solamente un intérprete.  

Contracarátula Lp “Palabra de Cariño”, 
de Bienvenido Granda con orquesta

Estoy pensando en ti”, en versión de Bienvenido Granda:

No sólo eso, sino que Quintus Gaetulius en su blog “Por la vereda tropical”, en artículo de mayo 20 de 2015 titulado “Bienvenido… a Brasil”, afirma que en el año de 1964 Bienvenido Granda, “en su intento de llegar al público brasileño, grabó un long play casi enteramente de composiciones de autores de dicho país… con la Orquesta Latina”. Ese larga duración de la Comercial Fonográfica RGE de Sao Paulo se tituló “Palabra de Cariño”, y en él se incluye el tema “Estou pensando em ti” acreditado a los compositores Sampaio y Santos. ¿Cuándo, entonces, empezó a aparecer Granda metido con los nombres de los autores, si en ese disco suyo no lo hizo?

Detalle de la contracarátula 
Lp “Palabra de Cariño”, de 
Bienvenido Granda con orquesta

No se justifica su inclusión, por lo tanto, así le haya hecho arreglos a esa pieza; como tampoco justifico que Agustín Lara figure en la marquesina, aunque haya sido su arreglista. 

La pieza es, en justicia, de Sampaio y Dos Santos, sin discusión ni arandelas; y así les fue reconocido jurídicamente… mas, no públicamente porque en las etiquetas y carátulas se siguen propagando los errores. Y en Internet, que a tantos años de estos sucesos no se entera de que hubo un pleito, ni de quien lo ganó; y apenas registra someramente en relación con este bolero a los brasileños Sampaio y Santos, perdidos en el maremágnum de información de la red en la que aparece más vistoso Eros Ramazzotti con su canción “Cosas de la vida” (Son humanas situaciones /los momentos de los dos. /La distancia, las pasiones… /Hoy, como siempre, estoy pensando en ti…), retitulada como “Estoy pensando en ti” por causa de esta última frase que se encuentra en la letra. 

Por “Cosas de la vida”, hasta Eros Ramazzotti ha entrado en la paternidad de un tema que ha sido de malas, porque un error es más fácil de cometer que de corregir, cuando hay ganas de hacerlo; ya que, cuando no hay ganas, es tarea poco menos que imposible.

Agustín Lara fue un músico inmenso que, aunque se apropió de aquella obra de su padre, en realidad no le hacía falta para acrecentar su grandeza. Puede prescindirse de ella en su discografía, y no pasa nada. Tampoco disminuye su genio el hecho de que haya registrado obras suyas a nombre de su hermana María Teresa. Lo suyo es suyo, y eso se sabe porque no hay nada oculto bajo el sol. Por su carácter megalómano e individualista, no se sabe que le haya puesto música a letras ajenas, ni que haya entregado sus letras para que otros le pusieran música, así fuera consciente de tener deficiencias y de que podía exponerse al rechazo de algunos que calificaban de cursi su música y sus letras. Alguna vez dijo que: “Soy ridículamente cursi, y me encanta serlo porque la mía es una sinceridad que otros rehúyen… ridículamente”. Tuvo intérpretes preferidos a quienes dio a estrenar su música pero, que se sepa, no compuso obras en colaboración con nadie. 

Así es que lo que yo creo, en relación con esta obra de los brasileños Sampaio y Dos Santos, es que alguna vez él la escuchó y se dijo que tal cosa parecía haber sido escrita por él y tenía su estilo; y pensó que era algo que a él le hubiera gustado escribir, sucumbiendo a un impulso de cleptomanía o robo innecesario. Desde ese punto de vista, su plagio fue un homenaje a la calidad de tal obra.

ORLANDO RAMÍREZ-CASAS (ORCASAS)
-----------------------------------------------------------------

ESTOY PENSANDO EN TI
(Letra y música de Raúl Sampaio y Benil dos Santos)
Interpretación del Trío Avileño
(Fernando Estenoz, Miguel y Toño Medina)

https://www.youtube.com/watch?v=wRK2LUR_Suo

Estoy pensando en ti, llorando;
y, en un lamento, el dulce viento llora conmigo.
Estoy pensando en ti, llorando,
en el camino que mi destino modificó.

Estoy pensando en ti, llorando.
La noche es bella, llena de estrellas;
mas, ¡Qué me importa!
Estoy pensando en ti, llorando tanto
que donde vayas te ha de seguir
lo amargo de mi llanto.

Estoy pensando en ti, llorando.
La noche es bella, llena de estrellas;
mas, ¡Qué me importa!
Estoy pensando en ti, llorando tanto, tanto,
que donde vayas te ha de seguir
lo amargo de mi llanto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario